Adriano Veloce limpia la tubería

Me gusta: 
0
Sin votos aún

para ver los contenidos de esta web.

Sinopsis: 

Adriano Veloce tiene muchas ganas de enseñaros cómo se limpia una tubería, disfrutad.
Adriano ha venido porque le gusta lo que es el mundo del porno, del cinema y del arte, y porque es una gran oportunidad para salir como estrella porno.
Cuando se quita la camiseta vemos su cuerpo sin vello con un bonito color tostado. Al bajarse los pantalones vemos un bulto sobresalir en sus slips azul cielo, y Adriano nos mira sonriente exponiendo todo su cuerpo con los brazos bien extendidos apoyándose en el sofá.
Mientras Adriano nos habla, vemos cómo se toca los slips azules jugando con aquello que esconden mientras poco a poco va creciendo en tamaño.
Al quitarse los slips nos deja ver su pene con el pubis afeitado y sus huevos sin un solo pelo de manera natural. Adriano juega con su verga haciendo que crezca y nos deja tocar su aparato bien tieso para mostrarlo bien a cámara en todo su esplendor. Mientras se lo tocamos mira cómo lo hacemos y se nota en la cara el gusto que le da. Acto seguido Adriano se estira bien cómodo y se pajea hasta eyacular entre gemidos de placer.

Actores: 

Galería gratis: 
Adriano Veloce vestidoAdriano Veloce sin camisetaAdriano Veloce en slipsAdriano Veloce se masturba
Videos que estamos seguros que también te gustarán: : 

Tras pasar la prueba individual, Jordi Rodríguez se cruza con Ricardo Bacu, un chico joven que esconde una buena herramienta. ¿Aguantará Jordi?

Jordi Rodríguez reta a Ricardo Bacu

Podéis recordar los momentos que Alejandro Ríos compartió con vosotros en su chat webcam xxx gay en vivo.

Webcam Por Un Sms | Gaywebcam | Cam Show Gay

A Drago le pusimos una prueba simple a primera vista: intentar mantener en el aire una pelotita de pingpong. Pero está claro, algún día se le tenía que caer la pelotita. Así que en un rato le tuvimos masturbándose ante nosotros.

Casting de Drago para ser actor peliculas porno XXX gay

Martín Klaus acude a nuestra productora y a Carlos Perez le apeteció ser el anfitrión, porque quería disfrutar del cuerpazo y de la herramienta de Martín.

Carlos Pérez quitando la chaqueta a Martin Klaus